︎   ︎   ︎      



Presagios Funestos. Regreso a 1519. Segundo Presagio Funesto, Fuego.

2019

Los presagios funestos son una serie de relatos que hablan de sucesos extraordinarios o sobrenaturales que anunciaron la invasión española a los antiguos mexicas, años antes de su llegada a México en 1519.



La serie Presagios Funestos. Regreso a 1519 materializa las representaciones de los presagios que podemos encontrar en el Códice Florentino ligando cada presagio a noticias de 2019 donde podemos ver la correspondencia lineal de violencia colonial a 500 años del evento, descubriendo como cada presagio prehispánico se ha hecho real en la contemporaneidad.












Segundo Presagio Funesto, Fuego. 

2019

“El segundo prodigio, señal, agüero o abusión que los naturales de México tuvieron que ser su propia cuenta se abrasó en llamas, se prendió en fuego: nadie tal vez le puso fuego, sino por su espontánea acción ardió la casa de Huitzilopochtli. Se llamaba su sitio divino, el sitio denominado "Tlacateccan" ("Casa de mando").

Se muestra: ya arden las columnas. De adentro salen acá las llamas de fuego, las lenguas de fuego, las llamas de fuego. Rápidamente en extremo acabó el fuego todo el maderamen de la casa. Al momento hubo vocerío estruendoso;dicen: “¡Mexicanos, venid de prisa: se apagará! ¡Traed vuestros cántaros! ... ” Pero cuando le echaban agua, cuando intentaban apagarla, solo se enardecía flameando más. No pudo apagarse: del todo ardió.

La escultura toma su forma de los códices coloniales como el códice Duran  donde viene representado Templo Mayor, esta realizada en caña de maíz una técnica prehispánica purépecha retomada por los frailes dominicos para la producción de deidades católicas y prohibida después ya que se utilizaba para esconder objetos de culto dentro de ellas.

La pieza tiene ocultas noticias de eventos relacionados al fuego, como el incendio provocado de la Guardería ABC  dónde murieron 49 niños y 106 resultaron heridos. La quema de 956, 405 hectáreas de bosque en 2011. Y la muerte en 2019 de pobladores de Tlahuelilpan Hidalgo que robaban gasolina de un ducto abierto que explotó. Este mismo año se incendiaron por codicia miles de héctareas de la selva Amazonas.


































Sexto Presagio Funesto.

2019

El sexto prodigio y señal fue que muchas veces y muchas noches, se oía una voz de mujer que a grandes voces lloraba y decía, anegándose con mucho llanto y grandes sollozos y suspiros: ¡Oh hijos míos! del todo nos vamos ya a perder... e otras veces decía: Oh hijos míos ¿a dónde os podré llevar y esconder?

Una parte importante de mi consumo diario son los noticieros radiofónicos, desde 2014, la noticia de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, subrayo el nivel de personas desaparecidas en México, las cifras variaron de noticia en noticia así como en cifras oficiales, sin embargo, se hablaba a finales de 2018 principios del 2019 de mas de 35 mil personas desaparecidas las cuales siguen incrementándose.

Como una forma de catarsis personal, frente a esta realidad , empecé a realizar la serie de presagios. Específicamente Silvia y Minerva nacen de mucho dolor y un intento cariñoso e intimo de curarlo.

Ambas esculturas tienen el nombre de varias mujeres desaparecidas y hombres desaparecidos escritas en su cuerpo.

El título de cada pieza, su nombre propio, es el nombre de dos madres significativas para mi que pertenecen a grupos de madres rastreadoras.

Silvia se llama así en honor a Silvia Ortiz, madre de Silvia Stephanie Sánchez Viesca Ortiz 'Fanny´desaparecida en 2004, quien se ha organizado ampliamente con más madres y padres para rastrear a sus hijas e hijos. Silvia es coordinadora del Grupo V.I.D.A Víctimas por sus Derechos en Acción.

Minerva hace honor a Minerva Bello Guerrero, madre de Everardo Rodríguez Bello, estudiante del caso Ayotzinapa. Minerva muere el 4 de febrero de 2018 sin haber sabido el paradero de su hijo y sin haber dejado de buscarlo.















































Séptimo Presagio Funesto, Doble colonización. 

2019

En el lago de Texcoco pescaron un extraño pájaro que parecía grulla. Se lo llevaron a Moctezuma, la cabeza del ave estaba perforada en su mediania. Allí, el Huey-Tlatoani vio el Mastelejo y jinetes que cabalgaban en una especie de venados sin cuernos y en actitud de
combate.


La pieza lleva proyectado el video en la cabeza cuyo eje es ofrecer una mirada del paso de los 500 años despuésde la llegada de los colonizadores, donde se relacionan imágenes de archivo colonial y noticias a través del tiempo hasta llegar a 2019 , cuyas imagenes son impresionantemente semejantes siendo  la muestra de que la subordinación racial y clasista es una metodología de dominación continua y presente.
Podemos azomarnos a la cabeza del ave que miro Moctezuma donde supó que el apocalipsis de su mundo y civilización se aproximaba para dar paso a nuestro apocalipsis cotidiano.


colonizadora sigue hoy presente.






































Octavo Presagio Funesto. Noticias de México

2019

“El octavo prodigio y señal de México, muchas veces se aparecieron y veían dos hombres unidos en un cuerpo que los naturales los llaman Tlacantzolli. Y otras veían cuerpos, con  dos cabezas de un solo cuerpo, los cuales eran llevados al  palacio de la sala negra del gran Motecuhzoma, en Donde Llegando a ella  desapareció y se hacia  invisibles Todas Estas señales y Otras Que una los naturales les pronosticaban su fin y acabamiento, Porque deciana Que habia de venir el  fin Y Que Todo El Mundo SE HABIA de terminar y consumir, de que hayan de  ser creadas otras nuevas gentes y venir

La pieza retoma el octavo presagio funesto plasmado en el Códice Florentino donde aparecieron hombres de dos cabezas los cuales desaparecieron una vez llevados al Templo de lo obscuro para su análisis. La pieza busca generar una hipótesis en lo que podría significar el mal augurio de un hombre de dos cabezas, pensando desde lo que podemos conocer las concepciones del cuerpo mexicano, un hombre bicéfalo fuera de un individuo desequilibrado en sus movimientos, energías y materias corporales, por Lo que fuera un hombre enfermo, el tener cabeza doble le produciría probablemente una doble voluntad y una doble dirección de conducta, es por ello, que
considerar al hombre bicéfalo como un claro testimonio de la violencia subjetiva de la Colonia en América, de la tensión entre formas distintas de ver y concebir el mundo que ocasionan sujetos perdidos en el tiempo y perdidos en la voluntad, perdidos en identidad encontrados en la violencia que les fue impartido y que replican incesantemente contra su cuerpo y los cuerpos 500 años después. Con la intención de reflexionar en los procesos de colonización que hasta hoy en día persisten y en los residuos tangibles que deja la violencia ejercida sobre las poblaciones persistentes muchos años después del suceso histórico.


La pieza contiene noticias escritas de violencia contra el cuerpo en México a partir de 2010.

Algunas de las noticias contenidas en la pieza: 

16 de septiembre 2018, deambula por diferentes zonas de la Zona metropolitana de Guadalajara, un tráiler con 157 cadáveres no identificados ante la falta de infraestructura del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.
 
Guadalajara.— La falta de infraestructura para resguardar cuerpos no identificados ha obligado al Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses(IJCF) a preservar 157 cadáveres en la caja refrigerada de un tráiler que harealizado un periplo por la zona metropolitana de Guadalajara, debido a que no cuenta con un sitio adecuado para su conservación.

Desde 2006 a 2016 fueron descubiertos casi 2 mil entierros ilegales donde criminales desaparecieron personas. La barbarie abarca 24 estados del país, y uno de cada 7 municipios. En esta investigación documentamos más fosas clandestinas que las que el gobierno reconoce: una fosa cada dos días. Las fiscalías recuperaron de estos hoyos 2 mil 884 cuerpos, 324 cráneos, 217 osamentas, 799 restos óseos y miles de restos y fragmentos de huesos que corresponden a un número aún no determinado de individuos. Del total de cuerpos y restos, en todos estos años, y de todas estas fosas, sólo mil 738 de las víctimas han
sido identificadas, según documenta la investigación hecha a partir de cientos de solicitudes de acceso a la información a las autoridades de cada uno de los 32 estados.

Un chivero le dijo que él llegó a ver de 80 a 90 tambos donde quemaban a la gente. El hermano de la señora
Luz López llegó a ver 14.
-¿Entonces hubo cientos de muertos? -preguntó ella al chivero.
-Son miles, señora. Diario pasaban las camionetas con gente amarrada atrás, así, empalmados como animales, de día, el sol estaba altito – le respondió el hombre.

En México 37 mil 485 personas están reportadas como desaparecidas entre diciembre de 2006 y octubre pasado, según los registros oficiales. Se desconoce cuántas de ellas están en fosas.

–Mi función específica dentro de la organización es hacer el trabajo del pozole, que consiste en que los miembros de las diferentes células de la organización me llevan cadáveres para que sean disueltos en una solución que se prepara a base de sosa cáustica y agua.
Es la declaración de Santiago Meza López, hombre casado, de 45 años, padre de familia, albañil retirado,
originario de Sinaloa –cuna del cártel del mismo nombre- y con domicilio en Baja California, donde trabajaba para Teodoro García Pimentel, alias El Teo, capo del cártel que dominaba la ciudad fronteriza de Tijuana.