Lo que tengo y lo que queda

2018

Lo que tengo:

Una cabeza escindida, un pasado doble
dos animales siniestros
un frasco de dos tonalis
un presagio funesto que se hace realidad
prótesis de madera extraída del mar y el río que se abrieron
a tu entrada
una colonización doble
inferiorización por raza
subordinación por genero
Presente convulso
monstruo de cuatro ojos
lagrimas de minas
cosechas de destrucciones.

Lo que queda:
Plantas que sobreviven
palabras hierbas que no han dejado de pronunciarse
el uso que atraviesa la muerte de 500 años
cuerpo-contenedor
fragmentos de conceptos
fragmentos de objetos
lo que queda es restaurar
recuperar
revivir
cuidar
cuestionar
repensar
Lo que queda
es la batalla cotidiana
así como el arena y el agua de sal.


Lo que tengo & Lo que queda es una concentración de
objetos-esculturas que surgen a partir de la investigación
interiorizada sobre la colonización de América y las consecuencias sociales persistentes hasta el momento en un ámbito subjetivo.


El ser de dos cabezas retomado de las ilustraciones del
Códice Florentino sobre los presagios funestos ocurridos a
Moctezuma antes de la llegada de los colonizadores, se convierte en una alegoría perfecta para hablar del sujeto que
nace en un contexto con un pasado colonial, se ensambla
con madera extraída de la playa de La Antigua en Veracruz por donde
entra Cortés a México y se mezcla con objetos utilitarios con
plantas del Códice de la Cruz Badiano, pinturas y dibujos con
frases de pensadoras feministas decoloniales.