︎   ︎   ︎





Cerámica para atrapar el diablo colonial. 

2020

En los meses de lluvia, el agua se escurre de los edificios impuestos,
las edificaciones que aplastan nuestras edificaciones, hoy desconocidas,
las imágenes que aplastan el conocimiento piedras inmensas que niegan las puertas Dioses disfrazados de demonios, demonios creados un cántaro que atrape la imposición y revele la mentira.


Los primeros frailes llegados a México se sorprendieron de la similitud de un ritual mexica de nacimiento con el bautismo cristiano. El ritual consistía en dejar al exterior un cántaro con agua el día de nacimiento de un bebé para después bañar con el agua al bebé para que se impregnara de las fuerzas astrológicas que le correspondían captadas por el agua.

Esta similitud horrorizó a los frailes atribuyendo la práctica a una enseñanza demoniaca.

Las cerámicas están hechas para atrapar el agua de lluvia que escurre en goteras dentro de edificios coloniales, con la intención de atrapar la esencia de una edificación impuesta construida a base de explotación y que muy probablemente entierra partes de cultura originaria.

Los dibujos en las cerámicas son imágenes de archivos coloniales, representaciones europeas de distorsionadas deidades indígenas.

Las cerámicas en su conjunto revelan la construcción de la imagen-concepto de lo diabólico con fines de dominación y eliminación hacia una cultura.